EJERCICIO DE CONTROL

abril 8, 2009 at 6:43 pm (Uncategorized)

 

       

        La sangre de los poetas son azules porque materializan la pasión que producen las cosas y trasiegan esa sustancia al simulacro de venas que son los renglones. A nadie como el poeta se le pide honradez, se le exige la verdad de sí mismo; con toda la ambigüedad que le acomode, pero la verdad. En cada línea esperamos hallarla al reconocernos. Cualquier idea, cualquier concepto, cada gesto y cada palabra, quieren ser nuestro; son de hecho, para nosotros, una confidencia que trasciende la magnitud tiránica del tiempo y desgarra fácilmente el tejido de la distancia. El poema se convierte, de esta manera, en una forma de ser; una llama capaz de nadar el agua fría y perder respeto a la severa ley que discrimina lo muerto de lo vivo. Por eso, Alberti se preguntó alguna vez por qué sus dedos eran de tinta china, y Miguel Hernández vaticinaba su corazón  helado en varios tomos.

            Por lo tanto, nada hay tan vivo como la enorme arteria que constituye la obra de un poeta cuando lo leemos, porque le atribuimos la categoría de verdad, porque le suponemos la honestidad de haberse expresado íntegro, porque aguardamos la sangre incorrupta de sus palabras. Quizás luego impere en nosotros el gusto, el juicio de la maestría, el venero atroz de arte que se ofrenda o se niega, la música que acierta en su inflexión, o la idea que destila su melodía con sabia cadencia; pero siempre nos acercamos a un poema con sed de intimidad o queriendo hallar la intimidad de un ser.

                              

                                EJERCICIO DE CONTROL.

 

La sangre de los poetas es especial porque  transforman los sentimientos en algo material. Todos queremos identificarnos con lo que se dice en los poemas, por eso queremos que los poetas sean sinceros, porque si no lo son, nos sentiremos  engañados. La poesía nos une a todos en el tiempo y en la distancia. Un poema lo puede leer una persona en un siglo determinado y un siglo después puede leer ese mismo poema otra persona distinta. Por todo ello, la poesía es algo vivo, algo que nunca va a morir. Quizá cuando leamos un poema, nos guste, no nos guste… pero siempre que leemos un poema queremos encontrarnos a nosotros mismos, identificarnos con sus palabras.

 

El texto se divide en tres partes:

          La primera parte va desde al principio hasta “al reconocernos”. Porque hace una pequeña introducción de lo que son los poetas para nosotros.

          La segunda parte se corresponde desde “Cualquier idea “ hasta “en varios tomos ” porque pasa del “ello” (verdad) al “yo”. Nos da unos argumentos para argumentar la idea que ha expuesto al principio.

          La tercera parte se corresponde desde “Por lo tanto ” hasta el final. El autor llega a una conclusión.

 

Se trata de un texto argumentativo y su tipo es expositivo-argumentativo. Al principio hay una pequeña explicación en la que se informa de algo (función referencial), en la segunda parte nos da una serie de argumentos y al final hay una conclusión que comienza con un marcador consecutivo…

Es un texto adecuado para nosotros y coherente, ya que sus párrafos y sus  ideas no se contradicen. Utiliza un lenguaje un tanto complejo. Su comprensión se nos dificulta ya que utiliza numerosas metáforas.

 

 Entre La sangre de los poetas es azul y  las venas  hay un paralelismo. En la primera parte, la palabra   hallarla  es un elemento deíctico que se refiere a la palabra  verdad  que aparece en el texto anteriormente. Por eso  es un marcador de causa y es un elemento deíctico. En la oración Miguel Hernández vaticinaba su corazón helad en varios tomos hay una trasfusión de ese sentimiento hacia nosotros.

Por lo tanto es un marcador consecutivo. En el último párrafo encontramos dos oraciones con un paralelismo  de mismas estructuras sintácticas con uniones disyuntivas (porque)  (anáforas). A partir de quizás luego impere en nosotros  hasta sabia cadencia, encontramos una elipsis.

A lo largo de todo el texto podemos encontrar numerosas metáforas.

 

Se dice que la nobleza tiene sangre azul, esto se dice para distinguirla del resto de las personas, por eso el autor utiliza esa expresión para distinguir a los poetas de las demás personas. En parte estoy de acuerdo con lo que dice el autor en el texto pero hay algunas partes en las que no.

 

 Estoy de acuerdo en que los poetas son especiales, no cualquier persona tiene la capacidad de hacer poesía y hacer que las personas se sientan identificadas con lo que escribes.

También pienso que muy cierto eso de que la poesía se siempre va a estar ahí, no importa el tiempo  ni la distancia. Dos personas pueden llegar a leer el mismo poema estando en siglos y lugares diferentes, por eso la poesía tampoco distingue de culturas.

 

Me resulta curiosa la oración en la que hace referencia a Miguel Hernández, sus ideas, sentimientos, emociones, están recogidas en los libros y todos esos sentimientos reviven cada vez que alguien coge un libro de él y lo lee. En esta oración podemos encontrar una trasfusión de ese sentimiento hacia nosotros. Por esta razón yo creo que aunque un poeta muera, su vida va a estar vigente cada vez que una persona lea un poema suyo, siempre y cuando el autor haya expresado sus sentimientos con honradez y con la  verdad de lo que él siente.

 

En lo que no estoy mucho  de acuerdo con el autor es en lo que dice que al poeta se le pide honradez y que exprese la verdad. Yo eso no lo veo totalmente necesario, el poeta nos puede hacer sentir también aunque lo que esté escrito en su poema no lo sienta él realmente, yo creo que sí que podríamos llegar a sentirnos identificados con lo que dice. Aunque sí que es cierto que si un poeta expresa lo que siente realmente, el poema va a ser mucho más intenso y puede llegar a entrar en nosotros más profundamente. Lo que he dicho anteriormente de Miguel Hernández no sería igual en un poeta que no expresa sus sentimientos reales.

 

También es cierto que a las personas nos gustaría que lo que escribiesen los poetas fuese cierto porque en algunas ocasiones nos podría consolar la idea de que otra persona se está sintiendo igual que tú, sobre todo cuando es un sentimiento de tristeza, melancolía…por esta razón cuando el poeta no expresa sus sentimientos y emociones reales algunas personas podrían sentirse engañadas ya que él autor no está sintiendo realmente lo mismo que ellas. Pero no es mi caso y como he dicho antes no lo veo absolutamente necesario.

 

El autor del texto hace una referencia a que cuando leemos poesía siempre queda en nosotros algún tipo de sentimiento. Yo creo que es bastante cierto y además es muy importante que se nos quede algún tipo de sentimiento, sea bueno o malo, no importa, porque eso hará que se desarrolle nuestra capacidad de crítica.

            Por lo tanto, nada hay tan vivo como la enorme arteria que constituye la obra de un poeta cuando lo leemos, porque le atribuimos la categoría de verdad, porque le suponemos la honestidad de haberse expresado íntegro, porque aguardamos la sangre incorrupta de sus palabras. Quizás luego impere en nosotros el gusto, el juicio de la maestría, el venero atroz de arte que se ofrenda o se niega, la música que acierta en su inflexión, o la idea que destila su melodía con sabia cadencia; pero siempre nos acercamos a un poema con sed de intimidad o queriendo hallar la intimidad de un ser.

 

 

Anuncios

Permalink Dejar un comentario

EL TÚNEL

abril 8, 2009 at 6:42 pm (Uncategorized)

                                                    EL TÚNEL

    

 

 

        Se trata de una narración contada en primera persona. El protagonista de esta historia es Juan Pablo Castel y la antagonista es Maria Iribarne. La estructura narrativa de El túnel está conformada sobre una situación única y desde la conciencia de una sola persona, Castel. Este es el narrador y el personaje de su propia historia.

      La historia tiene lugar en una parte de Buenos Aires. La historia transcurre en un tiempo rápido y se encuentra dividido por partes . Es una novela cerrada que acaba con el asesinato  de María Iribarne.

 

       Juan Pablo Castel es un pintor de Buenos Aires que mató a Maria Iribarne y estando en la cárcel recuerda los momentos de ese suceso y de lo que le llevó a hacerlo.

 

       Todo empieza cuando expone  su cuadro y se da cuenta  de que uno de los observadores (María Iribarne), una joven era la que más contempla su pintura, Castel ve que entre su cuadro y  la joven hay una extraña relación por lo cual decide acercársele pero ella se pierde entre las numerosas personas que hay en esta exposición.

      Él  la busca incansablemente, cuando finalmente la encuentra ella intenta alejarse de él, le dice que puede hacerle mucho daño. Al final acaban teniendo una relación sentimental en la que tienen numerosos enfrentamientos y normalmente por cosas sin importancia. Castel descubre que ella está casada y comienza a dudar de ella, de su personalidad porque le está haciendo daño. Ella comienza a irse a una estancia donde se ve con su primo. Castel duda cada vez más y más de ella y se vuelve loco de celos, piensa que lo ha dejado solo y que ella tiene una relación con su primo y decide matarla porque le está haciendo daño.

 

       Para hacer una crítica del libro es necesario conocer un poco la vida del autor para entender las posibles razones que le han llevado a escribirlo.

       Ernesto Sábato vivió en una sociedad donde el abigarramiento y la falta de fe en un destino produjeron  el devenir de los tiempos, con  unas consecuencias históricas que tendrán lugar en parte de las catástrofes  del mundo contemporáneo, una sociedad deshumanizada ,  que forman parte de la vida y de la memoria de Ernesto Sábato. El ser humano a lo largo de su vida, se ve expuesto a un sin fin de circunstancias que marcan su comportamiento de diferentes formas.

 

 

       Indudablemente vivir en una sociedad así te marca la vida y  teniendo en cuenta esta observación, yo he interpretado el libro de la siguiente manera, aunque no he sabido diferenciar lo que es real de lo que ocurre en su mente.

 

       El autor tiene la obsesión de perseguir  algo inalcanzable. Ese algo es  su propia infancia que está  simbolizado en la ventanita que dibuja el pintor en uno de sus cuadros ( Maternidad ).

María Ibarne es la imagen que tiene en su mente de sus viejos recuerdos y de su pasado. Él se ha encerrado en sí mismo y para él todo el mundo es malo , no quiere relacionarse con las personas, no le gusta la realidad. Esto se debe al trauma que pasó en su infancia ante la deshumanizada sociedad. María simboliza su pasado amargo y sus recuerdos . Un pasado que no le deja ser libre y que se niega a olvidar.

 

       Se fija en María porque dice que ella es la única que entiende sus cuadros. Tiene esa sensación porque mediante sus cuadros expresa su pasado , sus recuerdos y lo que siente…

 

       Algunas frases con doble sentido  me han ayudado a  llegar a esta conclusión. Por ejemplo, cuando María le dice :  hago mal a todos los que se me acercan. Si has vivido un pasado oscuro , te cierras a él y no lo intentas olvidar, te va acabar haciendo mucho daño.

 

      Otra frase es  cuando ella le dice : cuando cierro la puerta saben que no deben molestarme.  El pasado, pasado está y hay que vivir el presente y el futuro. Independientemente de que tu pasado sea bueno o malo, siempre va a estar ahí, por eso hay que superarlo, si no, te verás envuelto en un mundo pasado del que te costará mucho salir. Que es el caso del protagonista.

      Los numerosos intentos de  María de alejarse de él, pienso que se podría significar que su mente comienza a olvidar viejos recuerdos , pero el protagonista  se resiste y se niega a olvidarlos, por eso la persigue y la busca incansablemente. Se niega a no verla más.

 

      Hay algo que me ha resultado curioso y es que María aún estando casada , se hacía llamar señorita. Yo pienso que se hacía llamar señorita en vez de señora porque sólo representa una parte de la vida del pintor, la señora sería la vida entera del protagonista.

 

      Hay una parte en el pintor que quiere vivir el presente, pero existe otra parte que le encierra en sí mismo. En el sueño que tuvo en el que se convertía en un pájaro y sus amigos no se daban cuenta ,comenzó a comprender  que estaba encerrado en una máscara , que no era él mismo y que por desgracia así era como lo veían los demás. Ve perder su propia identidad.

 

      Lo que no tengo muy clara es la función de los personajes que aparecen en la historia( marido de María, Hunter, Mimí ).Podrían tratarse de  algunos recuerdos de su pasado que le hacen sentirse mal, pero no estoy muy segura porque como he dicho antes no he sabido distinguir bien lo que le ocurría en realidad y lo que  ocurría en su mente.

 

      Castel se va encerrando en su pasado y no vive el presente y eso le provoca una profunda desesperanza porque no es capaz de vivir lo bueno del presente y de ver que la vida sigue adelante. Llega incluso a pensar en el suicidio.

 

      Por fin, se da cuenta de que se está consumiendo con  los traumas que vivió en su pasado y que recordar sólo le hace daño. Por eso decide liberarse de sus malos recuerdos y la única forma de hacerlo es matando a Maria Iribarne  (su pasado).

 

      A nivel personal, me ha gustado bastante el libro. Nunca había leído un libro así, con tanto doble sentido. Sin embargo, no me ha aportado nada nuevo. Lo que este libro nos dice es que hay que superar el pasado ( no olvidarlo ) porque si no, no eres capaz de vivir el presente. Pero a mi me consta que a veces hay recuerdos que no llegas a ser  capaz de superarlos y te persiguen. Pero eso depende de cada tipo de persona y del recuerdo, no todo el mundo tiene la misma capacidad para superar los malos momentos y no a todos nos marcan igual los recuerdos a lo largo de nuestra vida.

      

      Me he estado informando y una parte considerable de nuestra zona de almacenamiento de los recuerdos puede encontrarse en la mente inconsciente. Es ahí donde encontraríamos los recuerdos desagradables que hemos reprimido para proteger nuestro yo. Lo que ocurre en nuestra memoria es un conjunto de circunstancias y nadie tiene poder para cambiar los acontecimientos del pasado, y tenemos que enfrentarnos a éste con toda la sinceridad posible para poder comprender estos acontecimientos y a nosotros mismos.

    

      Los recuerdos desagradables también tienen su lado positivo y es que aprendes a valorar más los buenos recuerdos  y  los pequeños buenos momentos que te da la vida. Por eso yo pienso que tanto los buenos recuerdos como los desagradables son necesarios en nuestra vida.

Permalink Dejar un comentario

COPLAS

abril 5, 2009 at 5:12 pm (Uncategorized)

 

 

COPLAS DE DON JORGE MANRIQUE POR LA MUERTE DE SU PADRE

      Estas coplas están escritas por Jorge Manrique  ante el dolor, la resignación y la emoción que suscita la muerte de su padre,  forman parte de la poesía Medieval. El poema está compuesto por cuarenta coplas de pie quebrado, también llamadas manriqueñas. Cada copla está formada por dos sextillas, en las que un verso tetrasílabo o de pie quebrado sigue a cada pareja de octosílabos. La rima es consonante, coincide al siguiente esquema: “a b c a b c d e f d e f” a lo largo de todo el poema. En esta obra culmina un proceso (recuperación de todo un mundo clásico ). Este poema es una reflexión sobre la vida, la fama, la fortuna y la muerte con resignación cristiana .Manrique emplea un lenguaje bastante sencillo y elegante. En esta obra está muy presente el “yo poético”.

 

      Esta obra se puede dividir en tres partes:

      1ª parte (coplas I-XIII) Hablan sobre la muerte) La primera parte está  compuesta por las primeras quince coplas. Se caracteriza por la reflexión y las metáforas de la vida y de la muerte, de que está vida está para usarla como medio para la ascensión al cielo, y no para disfrutarla. En algunas estrofas podemos encontrar anáforas (VIII). En esta parte de las coplas, nos muestra su sentimiento religioso. Además, nos quiere indicar que todo tiempo presente incluso el futuro, se convertirán en pasado… Yo no estoy de acuerdo por un lado con esta parte de las coplas, ya que pienso que debemos de vivir esta vida lo mejor que podamos porque yo no tengo ninguna certeza de que exista otra vida, “el más allá “,  y por si acaso, yo prefiero vivir esta vida todo lo mejor que pueda. Por otro lado, le doy totalmente la razón en que el presente se va a convertir en pasado, la vida pasa demasiado rápido, sobre todo los buenos momentos.

                    I

  Recuerde el alma dormida, 8
avive el seso e despierte 8
  contemplando 4
cómo se pasa la vida, 8
cómo se viene la muerte 8
  tan callando; 4
  cuán presto se va el plazer, 8
cómo, después de acordado, 8
  da dolor; 4
cómo, a nuestro parescer, 8
cualquiere tiempo passado 8
  fue mejor. 4

                    II

  Pues si vemos lo presente
cómo en un punto s’es ido
  e acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo non venido
  por passado.
  Non se engañe nadi, no,
pensando que ha de durar
  lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de passar
  por tal manera.

      2ª parte (coplas XIV-XXIV): Se habla sobre la gente que ya ha muerto, que ha pasado por este trance. Aparece el ubi sunt? «¿Dónde están?», tópico medieval que caracteriza la segunda parte de las Coplas).Utiliza preguntas retóricas, personificación de la muerte…Nos trata de explicar que la belleza, el dinero, etc., no van a sobrevivir a la muerte, debemos de ser realistas. En esta  segunda parte, yo pienso que Jorge Manrique    nos quiere hacer entender que da igual que seamos ricos, reyes, plebeyos… la muerte nos va a juzgar a todos por igual cuando llegue el momento, todos vamos a morir, seamos lo que seamos en la vida. Por esta razón, nadie debe creerse que es superior a nadie porque ninguno de nosotros somos inmortales y todos vamos a tener que hacer frente a la muerte cuando nos llegue el momento.


Esos reyes poderosos
que vemos por escripturas
  ya passadas
con casos tristes, llorosos,
fueron sus buenas venturas
  trastornadas;
  assí, que no hay cosa fuerte,
que a papas y emperadores
  e perlados,
assí los trata la muerte
como a los pobres pastores
  de ganados.

                    XV

  Dexemos a los troyanos,
que sus males non los vimos,
  ni sus glorias;
dexemos a los romanos,
aunque oímos e leímos
  sus hestorias;
  non curemos de saber
lo d’aquel siglo passado
  qué fue d’ello;
vengamos a lo d’ayer,
que también es olvidado
  como aquello.

 

      3ª parte (coplas XXV-XL): (sobre su padre) Es la parte de las Coplas que consiste en la alabanza hacia su padre y hacia todo lo que éste representa. El “yo poético “ se hace genérico. También ataca de una manera más o menos directa a los enemigos que tuvo su padre, los expone como en forma de ejemplo de lo que no se debe hacer, lo contrario que hace con su padre, que nos lo pone como ejemplo de buen comportamiento. Nos lo expone tal y como él lo ve, lo que nos hace saber que tiene una gran admiración y respeto hacia su padre. Para él es su ídolo.

                  XXV

  Aquel de buenos abrigo,
amado, por virtuoso,
  de la gente,
el maestre don Rodrigo
Manrique, tanto famoso
  e tan valiente;
sus hechos grandes e claros
non cumple que los alabe,
  pues los vieron;
ni los quiero hazer caros,
pues qu’el mundo todo sabe
  cuáles fueron.

                    XXVI

  Amigo de sus amigos,
¡qué señor para criados
  e parientes!
¡Qué enemigo d’enemigos!
¡Qué maestro d’esforçados
  e valientes!
  ¡Qué seso para discretos!
¡Qué gracia para donosos!
  ¡Qué razón!
¡Qué benino a los sujetos!
¡A los bravos e dañosos,
  qué león!

     Pienso que este poema es una alabanza hacia su padre pero también a la nobleza y a quiénes siguen los valores cristianos. Se presenta al padre de Manrique como un caballero dotado de todas las virtudes cristianas que para Manrique era un caballero modelo de su época. Lo que más me ha llamado la atención de estás coplas es esta parte, me resulta curiosa la manera en la que alaba a su padre, la profunda admiración que siente por él, cómo lo compara con sus enemigos, para él su padre es un héroe, un dios…y hoy en día este tipo de admiraciones no son tan comunes , por lo menos yo no conozco casos en los que una persona muestre tal admiración por un padre. Nobleza, a quienes siguen los valores cristianos

 

Permalink Dejar un comentario